Las mejores variedades

Los melones Piel de Sapo que es posible adquirir bajo nuestras marcas suelen ser Grand Prix, Valverde, Valiente, Jimenado, Medellín, Cordial, Mendoza y nuevas variedades que se incorporan cada año siempre y cuando respondan a los criterios gastronómicos que distinguen a nuestra marca. Sin embargo a veces olvidamos estas premisas si descubrimos otras variedades con piezas exquisitas dignas de llevar nuestra marca. Aunque todo se planifica y prepara durante el invierno para conseguir el éxito, nos encanta conocer nuevos agricultores que llegan y nos deslumbran con nuevas ideas y maneras de planificar los cultivos.

Una joya de nuestra gastronomía

El melón piel de sapo es una de las frutas clave de la gastronomía de nuestro país. El mejor melón se cultiva en zonas arenosas, antiguos espacios de marjal con salinidad alta y abundante presencia de agua. En la actualidad las zonas de cultivo con mayor prestigio se sitúan en Almería, Murcia y Castilla La Mancha, aunque en contraestación nos llegan buenos productos desde Brasil y Senegal. Sólo así podemos ofertar melón piel de sapo de las mejores variedades todo el año.

Los melones Piel de Sapo que es posible adquirir bajo nuestras marcas suelen ser Grand Prix, Valverde, Valiente, Jimenado, Medellín, Cordial, Mendoza y nuevas variedades que se incorporan cada año siempre y cuando respondan a los criterios gastronómicos que distinguen a nuestra marca. Podemos decir que nuestros melones pasan por tantas pruebas hasta llegar al consumidor

“18 Quilates”, el mejor melón del mundo

En su origen, la comparación entre el interior dulce y dorado del melón y el metal más apreciado de nuestra cultura, fue un valor diferencial muy popular. La experiencia, la satisfacción provocada por un “18 Quilates” se sitúa en la memoria, allí donde los recuerdos valen su peso en oro. No es posible realizar comparaciones con otros melones, porque tal como sabemos a estas alturas de la vida, las cosas únicas tienen una personalidad a prueba de modas, habladurías y olvidos.

Un placer para los sentidos

VICENTIN es sinónimo de gran selección, de calidad, de placer gourmet. Los melones VICENTIN son la expresión máxima de cada cosecha, escogidos uno a uno por nuestros especialistas atendiendo a su origen, forma, color y sabor. Los criterios de calidad que debe superar un melón para llegar a ser un VICENTIN son tan exigentes que en ocasiones no contamos con el producto adecuado y nos vemos obligados a cancelar pedidos. Esta norma de Vicente Peris es el origen de la leyenda de VICENTIN entre los amantes de los mejores melones del mundo.

El oro de Peris

Los melones PERIS Dolce Gold recogen la tradición de los mejores Oro de Cuiper de la historia. En 1944, D. Vicente Peris popularizó en los mercados de Madrid y Barcelona los melones valencianos de marjal, de pulpa dulce y firme debido a su variedad y cultivo en tierras ligeramente salinas. Años después, todavía son muchos los que recuerdan y evocan aquellos sabores de infancia que vuelven a disfrutar de la mano de Peris Dolce Gold.

Nuestra marca para todo el mundo

Peris Dolce es nuestro melón más universal y comercializado por cientos de fruterías de todo el país. Su recolección se lleva a cabo cuando los melones están en el punto óptimo de madurez y azúcares, presentando una combinación óptima de aromas vainillados, pulpa crujiente y dorada seducción para el paladar. Estos melones se tratan y trasladan con esmero, y tras unas jornadas de reposo son seleccionados para poner la etiqueta distintiva de una calidad constante garantía de acierto y placer para todas las edades y gustos.

Melón en IV Gama

Peris fue pionero en la elaboración de melón en atmósfera controlada y melón termorretractilado. Hoy disponemos de melón piel de sapo en mitades con unas ventas crecientes y tarrinas con siete días de vida que aumentan sus ventas de manera creciente bajo la marca Frutifresh. Y es que los tiempos están cambiando y por fin podemos decir que muchos consumidores vuelven a comer fruta gracias a la IV Gama.