Sabor crujiente y distinguido

El Apio Blanco es uno de los grandes descubrimientos de la cocina del bienestar. Es una especialidad gourmet perfectamente adaptada a los nuevos gustos, por su destacada personalidad y por la ausencia de calorías y aporte nutricional. A nivel gastronómico es mucho más ligero, menos amargo y anisado que la variante de apio verde, y está considerado como un alimento alergénico. En cocina se utiliza para su consumo en fresco, como ingrediente de licuados, ensaladas o como tentempié para “dipear” acompañado de salsas. También en sopas, guisos de carne y cremas de verduras aporta un toque diferencial muy apreciado.

Protagonista de la cocina del Bienestar

El apio blanco se cultiva por Peris a finales de verano para cosechar a finales del otoño y el invierno, siendo está época cuando el producto es de mayor calidad. Sus tallos blancos y robustos presentan un color amarillo muy ligero, con fibras finas y casi imperceptibles. En los meses de estío, se realizan plantaciones en zonas frías de la península con variedades de apio blanco con mayor resistencia al calor. Las presentaciones habituales son en Rama, Bolsa, Bandeja, Tallos y en 4º Gama en forma de tallos cortados, laminados o troceados.

Blanco y delicado sabor

La moda del dipeo ha disparado el consumo de apio blanco Peris por su suavidad y perfecta combinación con salsas, quesos, aliños, etc. Los formatos de apio Peris incluyen el clásico embolsado en distintos calibres y la presentación en bandeja sin hojas. En IV Gama también ofrecemos tallos de apio enteros y tallos de apio cortado, ambos en tarrinas reciclables, listos para ser consumidos.