961 491 106 [email protected]

Si alguien tiene en su mente el apio como una verdura demasiado fibrosa, con molestas hebras y de un sabor fuerte, es que todavía no ha probado el apio blanco. La variedad blanca de esta hortaliza es refinada, de un sabor suave y textura delicada. ¿Y por qué te hablamos de ella justo ahora? Por tres razones muy importantes:

  1. Está de temporada.
  2. En Vicente Peris somos productores de apio blanco de máxima calidad durante casi todo el año.
  3. El apio blanco es un alimento perfecto para complementar cuando hemos comido mucho, como sucede, por ejemplo, durante las fiestas navideñas.

Ven, que te llevamos a uno de nuestros campos de cultivo de apio blanco

¿Te teletransportas con nosotros a la huerta? Os mostramos uno de nuestros campos de cultivo de apio blanco.

La plantación la hicimos a finales de verano, con el objetivo de que estuviese en su momento óptimo justo ahora, en el cambio del otoño al invierno que es cuando el apio blanco es de mayor calidad. Como en cualquier cultivo, las variedades importan mucho para obtener el mejor producto. En este caso, en Vicente Peris trabajamos con una variedad que soporta muy bien las altas temperaturas que todavía se dan durante la primera fase del cultivo, y que ofrece un apio con unas propiedades magníficas, tanto a nivel organoléptico (sabor, textura, color…) como nutricional.

Las últimas semanas han sido intensas, de vigilancia constante del cultivo para decidir el momento óptimo de la cosecha. Así estaban hace unos días los campos, cubiertos de un manto verde que bajo sus hojas ocultan el oro blanco del que os hablamos hoy.

La espera ha terminado y en estos momentos estamos en plena recolección. Su aspecto difiere notablemente del apio verde. En este caso lo que obtenemos es un tallo robusto, de color blanco con tonalidades verdosas o amarillas muy ligeras, dependiendo de su punto de madurez. Su cultivo es más complejo que el del apio verde, pero la calidad del producto y la calificación ‘gourmet’ que recibe esta variedad, compensan los desvelos.

Apio blanco en presentaciones de I y IV Gama

En Peris somos especialistas de apio blanco y lo comercializamos durante todo el año. Gracias a la versatilidad de nuestras instalaciones, lo ofrecemos en distintos formatos. En I Gama lo podemos encontrar en rama, con sus hojas, o únicamente en tallos, tanto en bolsa como en bandeja. En IV Gama ofrecemos el apio blanco con los tallos cortados, laminados o troceados. Este trabajo de manipulado se realiza en nuestra sala blanca, un espacio altamente innovador que nos permite trabajar el producto en un entorno en el que la seguridad alimentaria esté asegurada. Además también tenemos muy en cuenta que esta fase no repercuta en la calidad del producto final, que se mantendrá perfecto gracias al control de temperatura constante.

La IV Gama resulta muy útil para ahorrar tiempo en la cocina, ya que el producto viene limpio, pelado y troceado, de manera que solo es necesario añadirlo a tus recetas.

El apio blanco se puede consumir de muy diversas maneras. Como crudité con alguna salsa ligera (la de yogur le queda genial), en licuados, ensaladas, y también en cremas o en guisos -que nunca falte en tus lentejas 😉 -, o simplemente hervido con un poco de aceite y sal.

Los beneficios nutricionales del apio blanco

Vamos a empezar por la antigua Grecia. ¿Os suena Hipócrates? Bien, pues este médico griego, famoso por su juramento hipocrático, fue el primero en detectar las propiedades diuréticas del apio allá por el siglo V a.C., una verdura que hasta el momento se utilizaba únicamente como planta aromática, y cuya propiedad diurética, a día de hoy, todavía no se ha demostrado. Su consumo se fue popularizando poco a poco hasta llegar a la Edad Media, donde sus propiedades saludables lo convirtieron en una verdura muy apreciada. ¡Vamos al detalle!

Uno de sus principales componentes es el potasio (341mg. por cada 100gr.), mineral que contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y de los músculos, así como al mantenimiento de la tensión arterial normal.

También se considera, según la legislación actual, que el apio es fuente de vitamina K y folatos (vitamina B9). La vitamina K, contribuye a la coagulación sanguínea normal, y al mantenimiento de los huesos en condiciones normales. Por otro lado, el ácido fólico (también conocido como folato o vitamina B9) contribuye al crecimiento de los tejidos maternos durante el embarazo, a la síntesis normal de aminoácidos, al funcionamiento normal del sistema inmunitario, y a disminuir el cansancio y la fatiga.

En conclusión, si apuestas por el apio blanco en tu dieta, estarás apostando por una alimentación del bienestar muy saludable. Y si ese apio blanco es Vicente Peris, tendrás la máxima calidad de este producto asegurada.