Garrofón disponible todo el año

El garrofón se comercializa seco para su hidratación y cocción aunque es posible encontrarlo tierno en su vaina listo para ser incluido en el sofrito. El garrofón de origen Valencia está considerado un manjar, de piel fina y suave, con un interior cremoso que absorbe los sabores de los caldos donde se incluye. Peris cuenta con cultivos propios y concertados con agricultores con el fin de abastecer todo el año la creciente demanda de esta fina judía en nuestro país y toda Europa donde la presencia de españoles lleva a nuestro garrofón a traspasar las fronteras. Peris es miembro de la asociación de agricultores del garrofón valenciano.

La judía reina de la Paella Valenciana

El garrofon es uno de los ingredientes esenciales de la paella valenciana. Esta alubia blanca de gran tamaño muestra distintas manchas moradas dependiendo de la variedad en cuestión. PERIS inició hace unos años el cultivo y la comercialización de esta desconocida judía fuera de la Comunidad Valenciana. Es un cultivo difícil, sensible al calor extremo, requiere de una estructura de emparrado y supervisión constante debido a su gran vivacidad. Cuenta con una gran tradición en la gastronomía valenciana ya que era plantado para el uso particular de las casas de campo durante el invierno, igual que las calabazas.

Variedades auténticas

Entre los especialistas del consumo de garrofón se considera que existen tres variedades auténticas, dependiendo del porcentaje de manchas moradas que cubren la judía. En el mercado existen sucedáneos de menor calidad gastronómica, pero quien entiende de arroces busca la versión original que Peris ofrece en estas tres variedades. Cada año precisamos plantar más superficie para atender la demanda de esta peculiar y deliciosa judía propia de la paella, arroces y otros platos.