961 491 106 [email protected]

Cuando empieza un nuevo año es necesario echar un poquito la vista atrás y ver qué ha pasado en el año anterior. En nuestro caso, hay dos valores que vigilamos mucho, cuánto hemos producido y cuánto hemos vendido. Y hay un producto que en 2021 se ha llevado ‘la palma’, se trata de la calabaza Peris, que se sitúa ya como el tercer producto más vendido para nuestra empresa, detrás del melón y la sandía, que se mantienen como nuestros productos estrella.

Dentro del volumen total de producción de calabaza, hay una tipología que ha despegado durante 2021, se trata de las variedades tradicionales, que nosotros trabajamos en tres tipologías, de cacahuete, roteña y carruécano.

Durante 2021 hemos producido algo más de 885 mil kilos de calabaza de variedades tradicionales, lo que ha supuesto un incremento de un 10%. El mayor repunte lo ha experimentado la calabaza roteña, impulsada por el crecimiento en ventas de las unidades destinadas a V gama, que presentamos en porciones asadas listas para consumir.

¿Por qué elegimos las variedades tradicionales de cabalaza?

Las variedades tradicionales de calabaza tienen unas cualidades organolépticas notablemente mejores que otras variedades que no lo son. Esto significa que aspectos como su coloración, aroma, textura y sabor son excepcionales.

Sin embargo, hay que ‘pagar’ un peaje, y es que su cultivo es bastante más complicado, el coste es mayor y los frutos que generan son más irregulares. Pero para nosotros merece todo la pena porque, como decimos en nuestro eslogan de marca, ‘Peris es calidad’ y eso es lo que primamos por encima de todas las cosas.

Vicente Peris productor de calabaza variedad tradicional iv gama troceada en sala blanca

La calabaza roteña valenciana para asar, bate todos los récords

El mayor despegue lo ha liderado la calabaza roteña, que es la que se suele utilizar para asar. El  crecimiento en ventas ha quintuplicado las cifras de 2020. Aproximadamente la mitad de la producción se ha derivado a la división de V gama, donde las asamos y las preparamos en porciones listas para consumir y disfrutar.

Notable es también el incremento experimentado por las variedades tradicionales de cacahuete y carruécano, esta última con un incremento del 13% frente a 2020. Tanto la cacahuete como la carruécano se han comercializado en I gama (piezas enteras), IV gama (pelada y troceada) y V gama (asada), con presentaciones en distintos formatos.

La calabaza ecológica que comercializamos únicamente para IV gama, también ha experimentado un notable incremento en ventas, con un 20% más de kilos vendidos en 2021 en comparación con el año anterior.

Investigación y mejora de las variedades tradicionales de calabaza

Desde que apostamos por la producción y comercialización de calabaza hace más de 20 años, un porcentaje de las mismas siempre se ha destinado a las variedades tradicionales. Esa relación se ha ido incrementando ejercicio tras ejercicio hasta superar, en la actualidad, la comercialización de variedades híbridas.

Este trabajo con las variedades tradicionales ha supuesto para nosotros  la puesta en marcha de procesos de investigación e innovación asociados a la recuperación de las semillas, la selección de las de mayor calidad, su correcta conservación y la reintroducción en el ciclo de cultivo. Sobre esto incluso salimos en un reportaje en APunt, porque el proceso es muy concienzudo. Puedes verlo aquí.

A esta labor se unen los ensayos de germinación, que se realizan en condiciones de temperatura controlada entre 20 y 22ºC, y gracias a los cuales se ha logrado un porcentaje de germinación en el 96% del total de las semillas seleccionadas.

Esta labor es muy interesante y también la tratamos ampliamente en nuestro blog hace un tiempo, así que si quieres conocer más sobre cómo se trabaja la selección de semillas de variedad tradicional en Vicente Peris, aquí te contamos más.