961 491 106 [email protected]

A menudo pensamos que un recipiente de cartón es más sostenible que uno de plástico, pero lo cierto es que hay muchos matices. En Vicente Peris el cartón es uno de los materiales que más empleamos, ya que es en cajas de este material donde servimos nuestros productos de I gama: melones piel de sapo, como Peris Dolce o Vicentín, sandías, calabazas, cebolla tierna, apio… También los productos de IV gama, fruta seleccionada, pelada y cortada cuyo envase individual es de plástico reciclado y reciclable, se sirven a los puntos de venta en cajas de cartón.

El origen de ese cartón es algo de lo que nos venimos preocupando desde hace ya muchos años. La trazabilidad que nos auto exigimos con las frutas y verduras que producimos y comercializamos, y que controlamos con certificaciones como Global GAP, es la misma que nos gusta tener con el material auxiliar, como son las cajas de cartón. Por ello, cuando en su momento elegimos a nuestros proveedores de cartonajes, nos aseguramos de que contasen con un certificado esencial, el FSC, que en nuestro caso es de categoría mixta.

Certificado FSC en nuestras cajas de productos de I y IV gama

El certificado FSC con el que cuentan nuestras cajas de cartón nos asegura que están fabricadas con una mezcla de materiales procedentes de bosques certificados, materiales reciclados y/o madera controlada FSC. De esta manera, tenemos la seguridad de que la madera de la que se produce el cartón no procede de fuentes consideradas inaceptables, que sean fruto de la tala ilegal o que hayan contribuido a la deforestación o dañado los ecosistemas, la biodiversidad y los derechos de los pobladores del bosque.

Para los productos de I gama, por el elevado peso que deben soportar estos envases, se hace prácticamente imposible incorporar a las formulaciones una cierta proporción de cartón reciclado, ya que estas prácticas reducen considerablemente la resistencia de las láminas, y por lo tanto, no obtendríamos una correcta conservación del producto durante toda la cadena de suministro y durante su vida útil. Sin embargo, en la línea de IV gama, conocida bajo nuestra marca Frutifresh, el 50% del cartón que utilizamos es reciclado, además de contar con este certificado FSC.

Elegimos cartón responsable y, además, reciclamos

Nuestra responsabilidad como productores de frutas y verduras no solo está en la adquisición de material auxiliar de origen y fabricación responsable, también alcanza la gestión del cartón del que nos tenemos que deshacer.
Cuando nos sirven ciertos productos o materiales auxiliares, muchas empresas nos lo hacen llegar en cajas de cartón. Esas cajas son correctamente gestionadas en planta, donde las prensamos y empacamos en grandes balas para poder trasladarlas al centro de reciclaje de cartón. Allí iniciarán un nuevo proceso útil, convirtiéndose en caja, material de embalaje, en tubo de cartón para el papel higiénico o el papel de cocina, que son los usos más habituales del cartón reciclado.

Este es un excelente ejemplo de economía circular, en el que desde Vicente Peris colaboramos aportando nuestro granito de arena.

Cartón preparado para ser reciclado

Cartón preparado para ser reciclado

La importancia de la gestión de residuos en la industria alimentaria

Cualquier empresa, sea del sector que sea, genera residuos. En nuestro caso, al pertenecer al sector agroalimentario, esos residuos son mayoritariamente de tres tipos: orgánico, plástico y cartón.

Lo cierto es que al año nuestra actividad genera varias toneladas de desechos que mal gestionados podrían tener un severo impacto en el medio ambiente. Por ello, en Vicente Peris protocolarizamos la gestión de estos residuos, con el apoyo de certificadoras externas que auditan la gestión de todos estos desechos.

Un buen ejemplo es del que os hemos hablado en este post sobre el origen y el destino del cartón que recibimos y generamos en la empresa, pero hay más.

Desechos orgánicos, alimento para el ganado

En el caso de los desechos orgánicos, mantenemos colaboraciones con ganaderías locales, gracias a las cuales, las partes eliminadas de las frutas y verduras en la planta de IV gama, así como el producto que no cumple con los estándares calidad en la planta de I gama, sirven para alimentar al ganado.

Con los residuos orgánicos hay una doble línea de trabajo, además de entregarlos a ganaderías, también cedemos a la Universidad de Castilla-La Mancha semillas de calabaza y melón desechadas de la actividad de IV gama. De estas semillas se extrae su aceite, poliinsaturado y antioxidante, que se utiliza para crear alimentos funcionales, o lo que es lo mismo, alimentos más saludables.

Plástico, reciclable y reciclado

En el caso del plástico, optamos por plástico reciclado y reciclable para nuestros envases de IV gama. En este sentido, mantenemos líneas de investigación con nuestros proveedores de este material para incorporar cualquier novedad que permita que los envases sean cada vez más sostenibles, sin que esto merme dos aspectos de gran relevancia para nuestra actividad, como son la seguridad alimentaria y el adecuado mantenimiento del alimento, como mínimo, hasta su fecha de caducidad. Además, muy pronto presentaremos una maravillosa novedad en esta área que estamos deseando contaros.

Si tienes cualquier duda al respecto o deseas ampliar información sobre nuestras acciones de reciclado y elección de materiales responsables y sostenibles, te dejamos una vía de comunicación abierta a través del correo [email protected] Estaremos encantados de resolver tus dudas sobre un tema que nos apasiona, la economía circular y la sostenibilidad en la empresa agroalimentaria.