961 491 106 [email protected]

Cuando la empresa valenciana de cervezas artesanas Tyris decidió innovar con su cerveza ‘Pimpam Pumpkin’, buscó en otras empresas de cercanía a los mejores proveedores de los ingrediente especiales que iban a necesitar: calabaza asada y especias.

En el caso de la calabaza, los pasos les llevaron hasta nosotros, por ser especialistas en este producto, que trabajamos tanto en crudo como asada. Y tras conocer el cuidado proceso de trabajo y la calidad de nuestras calabazas, las eligieron para dar el toque diferencial a esta cerveza tan original, de estilo ale, creada al estilo del ‘pumpkin pie’ americano, un tradicional pastel de calabaza.

Por los ingredientes que incorpora, calabaza y especias como jengibre, canela, clavo, pimienta y nuez moscada, esta cerveza es de perfil otoñal, por lo que es un producto estacional que sale al mercado en octubre hasta fin de existencias. Y te recomendamos que si te la cruzas no la dejes escapar, porque está realmente buena.

Desde Cerveza Tyris, su maestro cervecero, Adrián Serrano, nos cuenta que la peculiaridad de esta receta de cerveza reside en que la calabaza está asada, lo que le aporta un matiz diferente y especial respecto a otras cervezas que puedan incluir este ingrediente. “Por ello, queríamos contar con la mejor calabaza del mercado y que fuese de proximidad, y tras varias catas elegimos como proveedores a Vicente Peris”, nos comenta Adrián.

Los beneficios de la calabaza de variedad tradicional

La calabaza que aportamos a Tyris para la elaboración de esta singular cerveza es calabaza de variedad tradicional, un producto de temporada que cultivamos en la Huerta de Valencia. Que sea de variedad tradicional significa muchísimo y realmente marca la diferencia. Para los que no lo sabéis, la calabaza de variedad tradicional tiene unas excelentes características organolépticas, que se dejan notar en la coloración de la pulpa, aromas, sabor, dulzor y textura. Somos muy pocos los productores de calabaza de variedad tradicional, así que es algo que nos gusta remarcar como valor diferencial de nuestro trabajo.

El secreto de la receta de nuestra calabaza asada

Además de contar con una calabaza de gran calidad, hay otro secreto, y es el método de asado que utilizamos. Aquellos que ya habéis probado nuestra calabaza asada que podéis encontrar en supermercados como los de El Corte Inglés, ya sabréis de qué os hablamos…. Gracias al método de asado uniforme y a fuego lento, obtenemos una caramelización de los azúcares propios de la calabaza, y cuando la sacamos del horno está en su punto óptimo. Tras el asado, enfriamos las piezas rápidamente hasta que alcanzan una temperatura de 3ºC, que se mantiene hasta su distribución en vehículos refrigerados, para evitar que se altere la cadena de frío.

La calabaza asada es una delicia, pero entendemos que asarla en casa puede resultar un tanto complejo y también caro, por el tiempo que ha de pasar en el horno. Por ello, nuestra calabaza asada es tan apreciada para los amantes de este manjar, por lo deliciosa que está y porque os la damos a puntito para consumir.

Así que nos alegra que ahora podáis encontrar nuestra calabaza asada también en otro producto, en la cerveza artesana ‘Pimpam Pumkin’ de Tyris. Es un verdadero lujo que empresas que cuidan tanto sus productos nos elijan como proveedores.

¡Brindamos por ello! Con unas Pimpam Pumkin, por supuesto 😉