961 491 106 [email protected]

Crudas con sal, fritas a fuego lento con ajitos tiernos y con cebolla, en bocadillo con longaniza, salteadas con taquitos de jamón o como guarnición en cualquier plato de carne o pescado… Las habas son una delicia al alcance de todos, porque además, con ellas como ingrediente, se pueden hacer recetas rápidas y deliciosas. Y si encima compras las habas frescas y desgranadas, tal y como las preparamos en Peris, cocinar será como coser y cantar.

Como el haba es una legumbre que en Peris conocemos muy bien, vamos a darte algunas claves para que te familiarices con ellas. Con todo lo que te tenemos que contar, la próxima vez que las comas seguro que aún te sabrán mejor.

El primer paso es llevarte al huerto, ¡nos vamos al campo!

Nuestras zonas favoritas para sembrar habas y otros datos de interés sobre su cultivo

El periodo de producción de las habas es bastante amplio, se extiende de noviembre a junio. Es un periodo largo, de manera que la calidad de las habas también difiere dependiendo de las zonas de cultivo. En Peris comercializamos esta legumbre durante todos esos meses y uno de los mandamientos de nuestra ‘biblia’ corporativa es ofrecer siempre la mejor calidad. Por ello, durante la temporada de las habas, vamos cambiando el origen del producto en base a la calidad que ofrece cada zona, teniendo en cuenta la proximidad, la estación, el clima, la tipología de terreno, las variedades…

La campaña de cultivo del haba la empezamos en Levante, en Murcia y Valencia, con otoños que suelen ser más suaves. Hacia el mes de enero nos centramos principalmente en los cultivos de la terreta, concretamente en la Huerta de Valencia. Y en el último periodo, que abarcaría, de abril a junio, las habas nos llegan de los campos de Castellón y Granada.

Las habas se suelen clasificar por su calibre, y esto genera tres grandes grupos. La más pequeña es el ‘haba baby’, la siguiente es el ‘haba tierna’, que es la que comercializamos en Peris, y por encima tenemos todavía un calibre más, la conocida como ‘haba gorda’, que se consume hervida, ya que el fruto es menos fino al paladar.

Operario en el huerto cosechando habas tiernas Vicente Peris

Como todas las leguminosas, el haba necesita bastante agua. En Valencia se suele regar a manta, un tipo de riego que tiende a favorecer el crecimiento de las malas hierbas, así que para evitarlas utilizamos acolchado negro, para que no deje pasar la luz del sol y esto dificulte la aparición de maleza. Una vez cosechada toda la plantación, los plásticos del acolchado, bien se incorporan al suelo si son biodegradables, o bien se gestionan en plantas de reciclaje autorizadas, para contribuir a la economía circular y a una agricultura sostenible. En el resto de lugares, al ser riego localizado, el manejo del cultivo cambia.

Elegir una variedad adecuada de haba es parte del éxito de la calidad de nuestra plantación. En Vicente Peris trabajamos con las variedades de habas que nos ofrecen una mayor calidad y delicadeza del fruto y la piel. Y además tienen unos nombres preciosos: ‘Luz de Otoño’, ‘Luz de Luna’ y ‘Reina Mora’. También trabajamos una cuarta, de nombre muy ilustrativo, se llama ‘Valenciana’, y es la variedad procedente de las semillas caseras, que tradicionalmente han ido guardando los agricultores cosecha tras cosecha. Una costumbre que no se puede perder y que en Peris también fomentamos, porque habla la recuperación de semillas tradiciones, habla de una tradición agrícola que llega a nuestros tiempos gracias al trabajo y esfuerzo de muchas generaciones de agricultores.

Del campo a la tarrina, habas desgranadas listas para cocinar

Habas tiernas Vicente Peris envasadas

Somos conscientes de que para conseguir un buen volumen de habas con el que cocinar es necesario emplear un ratito desgranando. Por eso, en Peris optamos por hacer ese trabajo nosotros y presentar las habas ya desgranadas y frescas en tarrinas sostenibles, para que en casa solo tengamos que abrir el recipiente y cocinar, sin necesidad de hervirlas primero porque su ternura es increíble.

Este producto lo recolectamos prácticamente a diario para evitar que permanezca mucho tiempo en cámaras frigoríficas, y de esta manera llegue en su mejor momento a las manos de la persona que lo van a disfrutar.

Una vez tenemos las habas en nuestra planta realizamos un trabajo meticuloso con ellas que empieza con la higienización de las vainas, un proceso que hacemos en lavadoras especiales para verduras (sí, ¡las lavadoras para verduras existen!, y son muy útiles, porque además de realizar la mejor higienización posible, nos permiten ahorrar mucha agua en este proceso tan importante).

habas tiernas sala blanca iv gama Vicente Peris

Con las vainas ya totalmente higienizadas procedemos al desenvainado con robots, que nos permiten pelar con gran velocidad. El siguiente paso es 100% manual y en él los protagonistas son nuestros especialistas de sala blanca, que harán una tría o selección de las habas según su tamaño. El último paso es el envasado en atmósfera controlada, que permite que los granos se mantengan en las mejores condiciones de frescura, con una vida útil de hasta 7 días. Las tarrinas donde servimos nuestras habas proceden de plástico de origen PET reciclado al 70%, el máximo para que no se comprometa la seguridad alimentaria. Además, los envases también son 100% reciclables, siempre que se depositen en el contenedor amarillo, para lo que necesitamos la  colaboración de los consumidores responsables, como seguro que es tu caso.

Por cierto, si te preguntas dónde comprar las habas frescas Peris, te damos el lugar exacto: los supermercados de El Corte Inglés.

Propiedades de las habas: beneficiosas durante el embarazo por los folatos

Cultivo de habas, propiedades y recetas Vicente Peris

Además de estar ‘requetedeliciosas’, las habas son muy saludables. De hecho, las habas son fuente de potasio. El potasio contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso, de los músculos y al mantenimiento de la tensión arterial normal.

Además, estas leguminosas también son fuente de ácido fólico. Los folatos contribuyen al crecimiento de los tejidos maternos durante el embarazo, a la síntesis normal de aminoácidos, a la formación normal de las células sanguíneas, a la función psicológica normal, al funcionamiento normal del sistema inmunitario y a disminuir el cansancio y la fatiga, entre otros procesos.

En resumen, que además de disfrutar comiendo habas, estas, con sus propiedades saludables, nos nutrirán y contribuirán al buen funcionamiento de todos los procesos comentados anteriormente. Si en este punto ya estás pensando en salir corriendo a por una de nuestras tarrinas de habas frescas, ¡lo entendemos! Pero nos queda lo mejor, darte tres recetas con habas que terminarán de enamorarte de estas legumbres.

Receta de habas con jamón (o con tofu en las versiones vegetariana y vegana)

Ingredientes:

  • 1 tarrina de habas frescas Peris (200g.)
  • 60 gramos de jamón en tacos/tofu
  • 1 dientes de ajo.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Pimentón.
  • AOVE.

Pon un par de cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra en la sartén, cuando se caliente incorpora los ajos laminados, cuando veas que van tomando color, añade el jamón en tacos. No dejes que el jamón se cocine mucho para evitar que se endurezca, es mejor que quede al dente. Incorpora las habas frescas Peris directamente de la tarrina, y si te gusta el toque del pimentón, este es el momento de añadir una pizca. Salpimenta al gusto, pero ten en cuenta que el jamón ya habrá aportado un toque de salado. Da unas vueltas para que se integren bien todos los sabores, con unos minutos bastará, ya que las habas son tiernísimas y apenas necesitan tiempo de cocinado. ¡A disfrutar!

Receta de tortilla de habas

Receta de tortilla de habas tiernas Peris

Si aún no has probado nunca en tu vida esta receta, llegó el momento. Es nuestra recomendación, porque de no hacerlo te estarás perdiendo un gran manjar. En muchas de las recetas recomiendan, una vez desenvainadas, quitar también la capa externa de cada grano de haba. En nuestro caso, al cocinar con habas frescas Peris, ese paso te lo ahorras, porque aun con su piel externa, están tiernas y muy suaves.

Ingredientes:

  • 1 tarrina de habas frescas Peris (200g.).
  • 3 – 4 huevos.
  • Sal.
  • AOVE.

Esta receta de habas es fácil y muy rápida, aunque te recomendamos que el sofrito de las habas lo hagas a fuego lento y con paciencia, que luego se notará en el sabor. Lo primero que has de hacer es echar el aceite de oliva virgen extra en la sartén, un par de cucharadas soperas. Cuando esté caliente, incorpora las habas y baja el fuego para que se cocinen poquito a poco. Cuando estén cocinadas y jugositas, retíralas e incorpóralas al bol donde hayas batido los huevos. Esta mezcla la llevas a la sartén de nuevo, pero primero retira el exceso de aceite que haya podido quedar al sofreír las habas.

El último paso, ya sabes, el de cualquier tortilla, cuajarla al punto que desees y ¡bon appetite!

Receta de bocadillo de habas con longanizas

Si eres de esas personas que disfruta con un buen almuerzo, no te puedes perder la combinación perfecta del bocadillo de habas con longanizas. Otra receta tan sencilla como deliciosa.

Ingredientes:

  • Media tarrina de habas frescas Peris, o lo que es lo mismo, 100g.
  • ½ cebolla.
  • Un par de longanizas.
  • Pan de calidad para el bocadillo.
  • Sal.
  • AOVE.

Pica la cebolla y échala junto a las habas en la sartén cuando el aceite esté caliente. Cuando empiecen a cocinarse, ponle un pelín de sal y añade las longanizas para que se hagan a la vez y los juguitos de todos los alimentos se vayan mezclando. En cuanto tengas las longanizas al punto deseado, sácalas y pon todos los ingredientes entre el pan. Uf, qué hambre… ¡a disfrutar!